TheLab, el espacio de investigación de Carol Burton Architecture, tiene como objetivo examinar críticamente la disciplina del diseño, sus herramientas y conceptos sobre una base práctica para verificar su relevancia en el entorno construido en constante movimiento y cambio. En TheLab se desarrollan proyectos de investigación vinculados a los encargos de Carol Burton Architecture, con el fin de crear un bucle de retroalimentación entre cuestiones planteadas en la práctica y la investigación.

Los proyectos de TheLab llevados a cabo conjuntamente con la práctica continua de Carol Burton Architecture incluyen la investigación sobre el potencial de la tipología de vivienda social y del espacio público educativo infantil en la construcción de la sociedad desde una perspectiva de genero, y alternativas al uso de la arquitectura dentro y fuera del espacio expositivo del museo como objeto de crítica y discusión sobre problemáticas sociales contemporáneas.

Además de los proyectos de investigación específicos de arquitectura, TheLab tiene como objetivo actuar de plataforma para interactuar y colaborar con profesionales de otras areas en proyectos de investigación sobre diferentes temas de actualidad. Estas colaboraciones podrán tomar diferentes formas, incluyendo seminarios, exposiciones, breves escritos o panfletos y publicaciones que difundiremos aquí.

Post-Data: La ciudad inesperada

Algunas ideas de la conferencia.

 

Existe una tensión entre Territorio/Recursos/Población que tiene sus inicios en la cueva, en los primeros asentamientos, en la primera organización social del hombre. Cuando el hombre desplaza al animal de la cueva para ocuparla nos encontramos por primera vez con una vivienda, sin embargo ya en ese entonces, el tiempo de permanencia estaba determinado por la continuidad en la disponibilidad de alimentos (recursos). La historia sigue y llegamos a las ciudades de fines del SXIX.

Alli se da un gran cambio, periodo postindutrial, la explosión demográfica hace inhabitables las ciudades y la gente comienza a dispersarse en el territorio en busca de un poco de espacio y una mejor calidad de vida.

Y así, La ciudad a la que nos enfrentamos hoy, es el resultado de numerosas capas, problemas y soluciones, que a lo largo de la historia se han ido superponiendo en nuestro territorio. Hoy, la gran mayoría de nuestras ciudades son un caos y en las ciudades en las que se vive bien es porque han conseguido exportar el que se viva mal.

¿Cuál es modelo Europeo que creemos que es el ideal? ¿Donde creemos que se vive bien y porqué? ¿Noruega, Suecia, toda Europa del Norte? El modelo de la ciudad Europea, consiste en vivir en ciudades compactas, no industrializadas. Con el modelo Europeo es muy fácil optimizar una ciudad, porque el crecimiento se traduce en un impacto mucho menor que si se produjera/hiciera/ localmente. Ellos importan de China o India absolutamente cada pieza de aquello que usan, allí en China en las ciudades industrializadas la gente vive, come, duerme y se reproducen dentro de las fabricas, ese es otro modelo de “vida compacta” que hace viable el estilo de vida en las ciudades europeas. Este modelo que exporta la propiedad intelectual a cambio de materia prima, mano de obra, productos terminados, es el que dicta las tendencias urbanísticas, los modelos de ciudad que aquí en Latinoamérica son imposibles, inviables. Entonces hoy nos encontramos en nuestras caóticas ciudades y frente una nueva tendencia.

El valor del DATO reside en que es nuestro encefalograma, como se manifiesta el sistema nervioso de la sociedad. Pero allí no esta todo, no están nuestros deseos ni nuestras preocupaciones.

Nuestras interacciones, entre nosotros y con las infraestructuras y la ciudad es lo que genera esa cantidad de DATOS. El poder transformador que tiene es inmenso. Tanto en la pequeña escala como en la grande como pudimos ver por los ejemplos presentados. De lo informal de nuestras interacciones obtenemos el DATO COLECTIVO, de la necesidad de una construcción critica de la realidad obtendremos la información y /que sumado a el contexto es lo que nos permitirá crear conocimiento.

Tenemos que partir de la base de que estamos ante tecnologías que no son neutras ni independientes del uso que hagamos de ellas. No nacen sin significado social ni son ajenas al mundo ni a los responsables que las diseñan y las aplican. Son, en este sentido, como cualquier otra solución que ofrece promesas demasiado elevadas y, por tanto, caen en el mismo terreno de juego. Un terreno de juego donde las tecnologías y las formas cambian, pero los conflictos siguen siendo los mismos.

De hecho me atrevo a decir que la tecnología es casi irrelevante en el éxito de las smart cities de la Ciudad PostData, de la misma manera que en muchas decisiones cotidianas de nuestra vida en la ciudad, las tecnologías asociadas al transporte o a la seguridad son mucho menos decisivas a la hora de acabar cogiendo a tiempo el metro o sentirnos seguros en una plaza que factores como el cuidado de lo común, la atención a las necesidades de las personas que están a nuestro alrededor, etc.